Sobre Sacsayhuaman

Reseña Histórica

La construcción de Sacsayhuamán, según la información que se puede extraer de las fuentes históricas, habría sido iniciada durante el reinado del Inca Pachacútek (entre los siglos XIV y XV), luego continuada durante el gobierno de Túpac Yupanqui y concluida con Huayna Cápac (duro 7 años aproximadamente), participando tres generaciones en esta construcción, según Cronista Mestizo Inca Garcilaso de la Vega, fueron cuatro los ilustres constructores que dirigieron sucesivamente la obra. Estos personajes fueron: Huallpa Rimachi, Inca Maricanchi, Acahauna Inca y Callacunchuy. A esos arquitectos se debe el diseño de Sacsayhuamán, que según muchos cronistas, aparte de la función ceremonial y militar, también representaba una cabeza que, junto con el complejo de la ciudad del Cusco, formaba la figura de un puma.

Con el aniquilamiento de la nobleza inca desaparecieron de la memoria humana las técnicas que permitieron la construcción de esta monumental fortaleza o santuario; el cual produjo la admiración de Pizarro y sus hombres. Pedro Sancho, secretario de Pizarro, deja una primera descripción del edificio; pero la más detallada es la del Inca Garcilaso de la Vega. La fortaleza de Sacsayhuamán es una de las mayores obras arquitectónicas que realizaron los incas durante su apogeo.

Descripción de Sacsayhuamán

Usualmente se describe a Sacsayhuamán como una fortaleza, pues se encuentra prácticamente encerrada por tres pendientes, y está conformado por colosales bloques de piedra prodigiosamente unidos, que resguardan la ciudad. Sin embargo, el hecho que los incas construyesen allí una fortaleza resulta extraño, ya que al momento de su construcción ellos no enfrentaron mayores amenazas.
Sus inmensos muros pétreos maravillaron a los conquistadores españoles recién llegados y la denominaron “fortaleza”, de acuerdo a su concepción de las ciudades y de las construcciones militares de la época. Para el particular modo de ver el mundo de los incas, era mucho más. Los baluartes, torreones, casas, adoratorios, depósitos, caminos y acueductos, que integraban esta formidable construcción inca nos lo demuestran.

Su forma y ubicación habría obedecido más bien a otros principios, como el de la armonía entre la arquitectura y el paisaje. Las investigaciones actuales sugieren que se habría tratado de un templo dedicado al culto del Sol, para el cual no solamente la construcción era importante, sino también el entorno que la rodeaba.

El complejo arquitectónico ocupa el borde de la ladera norte de la ciudad. El lado sur de la construcción fue cercado por un muro pulido de casi 400 metros de largo. Los límites del templo, por el este y el oeste, estaban marcados por otros muros y andenes. El frente principal de la construcción mira al norte y está protegido por un formidable sistema de tres andenes. Estos son soportados por muros zigzagueantes, constituidos por piedras de gran tamaño, que asombraron a sus primeros visitantes y que sigue asombrando aún ahora. El Inca Garcilaso afirma que estos muros fueron hechos para demostrar el poderío inca.

El muro principal está formado por piedras que llegan a medir hasta 5 metros de alto y 2.5 metros de ancho, y que pueden pesar entre 90 y 125 toneladas métricas. Mover estas piedras fue una verdadera proeza, pero también lo fue el perfecto encaje entre ellas, así como el cuidado puesto en la curvatura de los almohadillados.

Desde Sacsayhuamán se obtiene una espectacular vista de la Ciudad del Cusco y su entorno. Además, se pueden divisar cumbres como las del Ausangate, el Pachatusán entre varios lugares maravillosos que lo rodean, lugares que se cree son habitados por apus o poderosos espíritus que gobiernan las montañas.

Ubicación

La “construcción ceremonial” de Sacsayhuamán está ubicada a 2 km del Cuzco, capital del antiguo Imperio inca; se encuentra a una altura de 3.700 msnm y abarca una extensión de 3.093 hectáreas. El valle se encuentra cercado por las montañas Ausangate, Pachatusán y Cinca, y está bañado por el río Tullumayo. Esta zona posee un paisaje de gran belleza, flora y fauna abundantes, entre la que destacan las llamas y los halcones.

Sacsayhuamán es un grupo arqueológico ubicado al norte de la plaza principal del Cusco, también al norte y al barrio de Qollqanpata que a través de una calle que está a una cuadra de longitud, que une a los dos. Sacsayhuaman no está tan lejos de la ciudad, está a sólo 1 km de la capilla de San Cristóbal.

Vías de Acceso

» Terrestre:

Diversas carreteras comunican al Cusco con diferentes ciudades del país. Partiendo de Lima, la ruta más recomendable es la carretera Panamericana sur hasta Arequipa y luego al Cusco (1 659 km o 28 horas de viaje, aprox.). La otra ruta, no recomendable en época de lluvias, es por la sierra, vía Ayacucho.

Existe en la actualidad una buena oferta de servicios de transporte terrestre.

  • Ruta Lima-Arequipa-Cusco, 1,650 Km., 24 horas aproximadamente en auto.
  • Ruta Lima-Nasca-Puquio-Abancay-Cusco, 1,136 KM., 26 horas aproximadamente en auto.
  • También se puede hacer la ruta de Lima hacia Ayacucho por la Ruta de los Libertadores y de allí al Cusco.
  • Puno – Cusco: 389 km (07 horas en auto).
  • Puerto Maldonado – Cusco: 532 km (10 horas aprox.).

» Aéreo:

Hay vuelos diarios a la ciudad del Cusco desde Lima y otras ciudades del país. El aeropuerto Velasco Astete está a 3 km de la ciudad y tiene servicios de taxis y ómnibus

  • De Lima parten vuelos en forma diaria a la ciudad del Cusco, la duración es de 1 hora aproximadamente.
  • De Arequipa también parten vuelos en distintos horarios.
  • De igual manera de Puerto Maldonado parten vuelos diarios a la ciudad del Cusco, la duración de vuelo es de 30 min. Aproximadamente.

» Férrea:

Existe un servicio diario de tren desde Arequipa, vía Juliaca (Puno), con aproximadamente 20 horas de viaje. Desde Puno son 10 horas. El punto más alto de esta ruta es La Raya a 4 313 msnm entre Cusco y Juliaca.

  • Existe un servicio de tren que une las ciudades de Cusco, Puno y Arequipa. La Ruta es Arequipa-Juliaca-Puno-Cusco; cubre 750 km. y tiene una duración de 17 horas aproximadamente.x

Arquitectura

La construcción en sí es peculiar ya que algunas de las piedras que se encuentran ahí son gigantes y hacen que uno se pregunte cómo es que las lograron transportar. Las piedras fueron encajadas con una precisión casi inimaginable. Resulta inexplicable descifrar cómo los incas pudieron cortar las piedras con tal maestría que no entra ni siquiera la lámina de un cuchillo entre dos piedras. El complejo también consta de una especie de toboganes o tambien llamados rodaderos de piedra por donde el visitante se puede deslizar.

Características

La construcción es típica de la arquitectura inca, aunque es el lugar donde esta técnica se usó a mayor escala. La roca se cortaba en la cantera de forma tosca con la forma aproximada requerida. Luego era arrastrada con cuerdas por cientos de hombres hasta el lugar de construcción, donde se le daba el tallado definitivo. Las cuerdas usadas eran tan impresionantes que fueron mencionadas por el conquistador español Diego de Trujillo en 1571 tras inspeccionar una habitación llena de material de construcción.